Elearning Práctico

La larga cola de los cursos online

16 ene 2011
Facebook Twitter Email Linkedin Delicious

La Teoría de la Larga Cola fue planteada por primera vez por Chris Anderson, redactor jefe de la revista The Wired.

Tras sus numerosos análisis acerca de los resultados obtenidos por algunas tiendas importantes que vendían su stock de productos a través de internet, obtuvo la siguiente conclusión:

O lo que es lo mismo, un negocio que trabaje en un mercado global, es decir, que tenga presencia en Internet, venderá una cantidad bastante importante de “superventas”, pero también otros muchos productos de catálogo que responden a gustos o necesidades mucho más específicos. Estos productos “de nicho”, al ser mucho más numerosos, llegan a un número mucho más grande deusuarios, lo que supone un número de ventas igual o superior al de los “productos estrella”.

Debido a la gran variedad de opciones, la gráfica de los productos de larga cola nunca llegan a 0.

El último informe sobre el estado del eLearning realizado por Élogos, desvela que las áreas fundamentales de desarrollo de este sector han sido las TIC y la Prevención de Riesgos Laborales. No cabe duda que hay muchos contenidos desarrollados sobre esta temática pero…¿existen los suficientes para la potencial demanda que existe? Es decir, ¿hay los suficientes productos “de nicho”?

Por mi experiencia, las empresas que comienzan con una instalación eLearning, en muchas ocasiones “rellenan” el área de contenidos con cursos genéricos de catálogo que no responden a los objetivos específicos que debe cumplir esta formación (quizá sí a los genéricos). El resultado es un gran número de instalaciones con los mismos contenidos o similares.

Utilizando objetos de aprendizaje es posible realizar cursos mucho más atomizados, incluso reaprovechando los contenidos existentes,  que respondan  a necesidades mucho más concretas.

Para una mayor y mejor adecuación a las necesidades de los clientes, el mercado debería contar con contenidos mucho más específicos que pueden surgir de la readaptación de los catálogos existentes o de un estudio adecuado de las grandes áreas de demanda de este tipo de formación.

Esta formación puede ser la clave de la diferenciación y, en consecuencia, del futuro éxito de los proveedores de contenidos. De lo contrario, y teniendo en cuenta el uso cada vez más extendido de las Herramientas Autor, la creación de este tipo de contenidos puede correr a cuenta de la misma empresa que, a futuro, podría convertirse en proveedora de contenidos especializados.

¿Creéis que esta posibilidad es muy remota? :-)

El vídeo online puede ser aburrido a menos que…

20 dic 2010
Facebook Twitter Email Linkedin Delicious

La evolución del vídeo de la TV a  Internet trajo consigo la reducción ostensible de la duración de los mismos. En sus comienzos, el vídeo por internet se ubicaba, y de alguna manera se sigue haciendo, a medio caballo entre la contemplación pasiva de la televisión y la exploración activa de internet.

Ahora bien, se respiran aires de esperanza :-)  De la mano del márketing, hace algunos años se ha empezado a utilizar la interactividad en el vídeo.

 

Con la democratización de los medios de producción, cualquier persona puede llegar a construir contenidos interactivos basados en el uso del vídeo con la única limitación del talento.

Pero ya se sabe, en elearning se siguen explotando las realizaciones donde un experto analiza un tema concreto con la ayuda, o no, de unas transparecias. El resultado es este:  http://www.useit.com/alertbox/video.htm

Como siempre ocurre, la “iniciativa civil” suele ir delante de la “iniciativa empresarial”. Internet es un entorno que potencia la exploración a costes, ya podemos decirlo, no tan elevados. ¿Por qué seguir entonces con desarrollos basados en la contemplación si podemos producir experiencias?

Un interfaz de cursos web 2.0

5 oct 2010
Facebook Twitter Email Linkedin Delicious

Decía Jeff Jarvis que debemos superar el concepto de Internet como sitio para convencernos de que se trata de un espacio.

Un espacio tiene un sentido más amplio. En él pueden confluir personas y, por definición, se genera una construcción social de la información. Como personas, no nos limitamos a existir. Antes al contrario, tenemos la necesidad de vivir, compartir y  dar respuesta, a su vez, a los input que nos hacen llegar nuestros interlocutores. Por otro lado, lado, la democratización de las herramientas de producción (como blogs, wikis,…) con su sencillez de uso, ha despertado la necesidad en el usuario de ser creativo con el objetivo de diferenciarse.

No podemos permanecer ajenos a este hecho. Debemos  adaptar los interfaces formativos a esta realidad.

Tras esta premisa, y siendo fiel al carácter práctico del blog, me gustaría compartir con vosotros la siguiente reflexión, a modo de wireframe, sobre los elementos con los que debería contar un interfaz formativo adaptado a las generaciones venideras (y también la nuestra, por qué no).

Naturalmente, cualquier observación será bienvenida:

Interfaz de curso 2.0

Pulsa en la imagen para agrandarla

Cuéntame un cuento…

31 ago 2010
Facebook Twitter Email Linkedin Delicious

Nos cuesta aceptar que en lugar de enseñar conceptos es más conveniente enseñar lo que las personas deben hacer. Nos cuesta aceptarlo porque es más sencillo transmitir una información unidireccional, que contiene un mensaje que el experto dispone basado en una selección marcada por su trayectoria vital, por su personalidad, intereses… Esto es algo que ha cambiado poco en mucho siglos y que aún se resiste a desaparecer.

Imagen: www3.arts.umich.edu

Fruto de esta herencia, y de manera consecuente, siempre que diseñamos un producto educativo pensamos automáticamente en la respuesta que el alumno debe ofrecer para dar como adquirido el mensaje transmitido. Vivimos en una sociedad que valora la respuesta. ¿Tiene los días contados este modelo si tenemos en cuenta que podemos acceder de manera rápida a toda la información que necesitamos a través de dispositivos tecnológicos de uso cotidiano? Considero que la respuesta es afirmativa.

Objetivo: no fallar

25 ago 2010
Facebook Twitter Email Linkedin Delicious

En los años  70 Bloom plantea una jerarquía de capacidades cognitivas que son necesarias para la medida y la evaluación de capacidades educativas. Sobre este sustrato,  en los años 80 surgen teorías más pragmáticas y de fácil aplicación, como la de Mager.  Si bien fueron poco menos que orilladas en esta década, se retomaron en los años 90 al calor de la recuperación de las teorías constructivistas y el aprendizaje social.

Hoy nadie duda de que cualquier acción formativa rigurosa debe comenzar informando sobre los resultados que se espera que el alumno obtenga en el proceso. Ahora bien, cuando planteamos objetivos… ¿estamos describiendo hipótesis? O lo que es lo mismo, ¿estamos seguros de que los objetivos planteados corresponden con lo que el alumno va aprender?

10 post | 9 comentarios | 7 tags

Post aleatorios

¿eLearning práctico?

Las comunidades virtuales profesionales deben tener una seña de identidad pragmática. Esta nueva hornada de tecnologías colaborativas debe ponernos en disposición para hacer referencia y compartir buenas prácticas, metodologías, experiencias que hayan dado resultado…. Esta es la motivación que me ha llevado a generar este espacio: ofrecer orientaciones pedagógicas aplicadas al sector del eLearning desde la óptica de mi experiencia para cuestionarlas, reforzarlas y construir propuestas de mejora que la retroalimenten. Cualquier aportación relacionada con el objetivo de este blog o cualquier otro que pueda ayudar a profundizar sobre cuestiones esenciales del eLearning serán bienvenidas.

Entries (RSS) | Comments (RSS)

© 2010 Elearning Práctico | valid XHTML and CSS |

Social links powered by Ecreative Internet Marketing